Continúan sin aparecer camionetas donadas por PEMEX

Alcalde Isidoro Monroy guarda misterioso silencio

Mixquiahuala.- Cuatro meses han transcurrido ya desde que la paraestatal de Petróleos Mexicanos (PEMEX) hiciera la entrega física de la donación de dos camionetas que se integrarían al parque vehicular del Municipio, según fue anunciado en la página oficial de PEMEX, en donde además se especifica que los vehículos en cuestión fueron entregados en las oficinas de Salamanca, Gto.

Pese a que la donación había sido mantenida en absoluto secreto por el propio Monroy Reyes y su grupo de allegados para evitar que el asunto trascendiera entre medios de comunicación y la propia H. Asamblea Municipal, a la cual debió enterar e informar, Grito Informativo dio a conocer oportunamente el pasado 12 de Marzo el presunto fraude que se perpetraba desde la propia oficina de Presidencia Municipal y en agravio del patrimonio del Municipio, reaccionando inmediatamente el Gobierno Municipal quien a escasos minutos de que Grito Informativo diera a conocer la noticia, a través de su cuenta de Facebook difundían un comunicado con el que pretendían desmentir los hechos argumentando que supuestamente las camionetas –que nunca informaron sobre su donación- se encontraban en el taller ya que habían sido donadas en mal estado, ello ante la preocupación del Presidente Municipal por su buen funcionamiento, según se podía leer en el comunicado emitido en forma exprés.

Pues bien a cuatro meses de que fueran entregadas al Municipio, y a dos meses de que se hiciera del conocimiento público la donación y el Gobierno Municipal pretendiera justificara su acción con ridículos argumentos, hoy queda claramente en evidencia que el famoso comunicado no resulto ser más que una burda y cruel burla hacia la ciudadanía, ya que los vehículos, como oportunamente se informara en estas páginas, siguen sin aparecer y sin informarse el destino dado a los mismos, conforme lo establece la propia ley, situación que según trascendió, seria denunciada ante las autoridades competentes ya que los hechos por si mismos pudieran ser constitutivos de delitos penales al desviarse recursos mediante manejos fraudulentos de bienes del Municipio.

Las reacciones en redes sociales no se han hecho esperar y la gente sigue demandando al Presidente Municipal que informe el uso y destino de las camionetas, a quien parece no importarle se desgaste aun mas su frágil imagen política, ante la situación, que sin lugar a duda habrá de cobrarle la factura al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en las próximas elecciones a Diputados Locales, en donde conocedores de la materia, le auguran un rotundo fracaso al partido que representa al menos en lo que toca al Municipio, producto del desencanto sufrido por el electorado ante los constantes actos de corrupción en que se ha visto envuelta la Administración Municipal que dirige Monroy Reyes.